domingo, 16 de mayo de 2010

COMENTARIO CRÍTICO DE LA PELICULA:

“YO TAMBIÉN”

“Yo también”, una película que pretende denunciar y mostrar la sociedad actual, la exclusión que sufren personas con alguna discapacidad, en este caso, personas trisómicas a la hora de formarse, trabajar, enamorarse, etc.

Quiere ser un paso hacia la toma de conciencia social, al cambio hacia una sociedad inclusiva que no se quede en la teoría. Intentan romper algunos tópicos, no todos, así como algunos perjuicios que se tiene sobre las personas con síndrome de Down. E intentan humanizar a las personas trisómicas, ya que socialmente no lo están.

Su argumento se basa en la relación entre una mujer con conflictos emocionales y afectivos, y un hombre con síndrome de Down. Y también hay una historia secundaria de amor entre dos personas con ésta discapacidad, así como los perjuicios y trabas que se encuentran en el camino.

En esta película se muestran muchos de los comportamientos que tiene la sociedad hacia las personas con síndrome de Down, como el paternalismo enmascarado de sus compañeros de trabajo que lo ven como un niño grande y no como una persona de 34 años diplomada.

En el aspecto emocional, la película no rompe todos los tópicos, no se arriesga ni muestra escenas de amor tan apasionadas como las de cualquier historia de amor. Por lo que no toca el tema tabú de las relaciones sexuales entre personas con y sin síndrome de Down.

Sin embargo, esta película es “políticamente correcta” y hace pensar que más que un grito hacia la inclusión y el cambio de mentalidad en la sociedad, es una simple representación de la vida de personas con discapacidad, de la sociedad exclusiva en la que vivimos. Te hace pensar y reflexionar sobre la situación que viven millones de personas con esta discapacidad, sobre la falta de autonomía, de libertad para tomar decisiones por sí mismos, la necesidad incomprendida de cariño, afecto y amor, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada